Volver

Madrid Abr 18, 2018

ANPE-Madrid reclama depuración de responsabilidades


ANPE-Madrid, ante la alarma social generada por un máster realizado por la presidenta regional en la Universidad Rey Juan Carlos, de gran repercusión mediática y política, hace un llamamiento a los distintos sectores implicados para que, siguiendo los cauces correspondientes, se aclare lo sucedido y se depuren responsabilidades a la mayor brevedad, evitando daños colaterales al alumnado y a la universidad.

Esto es imprescindible para que millones de estudiantes no se sientan defraudados o perciban que sus títulos están devaluados y pueden afectar a su acceso al mercado laboral. Ha de tenerse presente que, para la mayoría del alumnado, detrás de una titulación superior hay un trabajo ingente, estudio, sacrificio e inversión económica en aras de labrarse un futuro profesional.

Asimismo, el profesorado que realiza su labor con plena capacitación y responsabilidad no merece verse contaminado por actos impropios de su condición académica, llevados a cabo por unos pocos, contraviniendo los principios de legalidad y transparencia.

Aunque no cabe duda de la alta calidad de la universidad pública española, urge la investigación de las presuntas irregularidades denunciadas y de las entidades en cuyo seno se habrían llevado a cabo.

Es imprescindible que el honor y el prestigio de la universidad queden a salvo de esta polémica que los partidos han llevado al terreno político, y que también en ese campo se depuren y asuman las responsabilidades a que hubiere lugar, aplicando igual baremo para todos, pues estas actuaciones demuestran el escaso valor que conceden a la educación quienes se benefician de estas irregularidades y quienes las promueven.

ANPE-Madrid demanda que, con el fin de preservar la calidad de la educación universitaria y la confianza de la ciudadanía en esta institución tan valorada, se mejoren los mecanismos de control interno y por parte de la Comunidad de Madrid de los procesos de emisión de titulaciones, la gestión económica y la contratación del profesorado, para evitar males como la endogamia, modalidades que impliquen un trato de favor u otras situaciones que puedan derivar en hechos reprobables que no corresponden a la dignidad del mundo universitario.

ANPE-Madrid ha defendido reiteradamente la cultura del esfuerzo y el rigor en todas las etapas de la educación, en la cual se cimenta la calidad y el prestigio de las propias instituciones académicas. Pero irregularidades como las que se han puesto de manifiesto en estos días erosionan la imagen de la universidad y desacreditan su importante labor, sobre todo si se cierne sobre ella la sombra de la duda y se extrapolan estas prácticas a otros ámbitos de la vida universitaria.

ANPE-Madrid reitera su exigencia de un Pacto de Estado que dé un nuevo rumbo a la educación española, incluida la universitaria, la preserve de la confrontación ideológica permanente ante cualquier cambio, modificación o reforma que se deba acometer, la sitúe como una verdadera prioridad política y social, y vertebre el sistema educativo. Asimismo, insiste en el papel fundamental que ha de corresponder en la elaboración de este Pacto al profesorado, clave para llevar adelante cualquier reforma, e insta a las fuerzas políticas que lo han abandonado a reincorporarse a la mesa de negociación.

Como sindicato independiente de la enseñanza pública, ANPE-Madrid lamenta la alarma social que se está produciendo respecto a la actividad académica, exige que se aclare lo sucedido, se depuren responsabilidades políticas, administrativas y judiciales, y se pongan en valor las excelencias de la universidad española, particularmente la pública.

ANPE-Madrid, sindicato independiente de la enseñanza pública

13 de abril de 2018


#Notas de prensa #Noticias

Volver